Inicio
Comunicación
Diferencias entre la uva roja y verde
15/11/2018
¿Conoces las diferencias entre la uva roja/ la negra y la blanca?
La uva es una fruta de otoño que, principalmente en el hemisferio norte, y sólo el 27% de la producción se destina al consumo, el 71% a la producción de vino y el resto a la producción de edulcorantes naturales y frutos secos. En Thader Cieza comercializamos uva roja y negra de nuestros cooperativistas y queremos presentaros las diferencias entre la una y la otra, además de explicaros los beneficios que aportan ambas a nuestra salud.

La uva es un alimento saludable, sea negra o verde, aunque el color verde se deba a una mutación de dos genes que hacen que no se desarrollen las antocianinas y no tomen ese color oscuro. Dependiendo del color varía su composición en nutrientes. Vamos a explicaros las diferencias más llamativas entre este mismo fruto y sus principales variedades de color, ya que no sólo se trata de éste sino que, hay diferencias mucho más notables.

La pigmentación de la uva roja/ morada o negra la dota de un mayor número de sustancias interesantes; ésta contiene en su piel resveratrol, mientras que los niveles de concentración de esta sustancia, en sus hermanas más claras, es mucho más bajo. Al resvetarol se le atribuye una importantísima acción antioxidante por lo que tiene la capacidad de prevenir el envejecimiento prematuro.

Desde el punto de vista dietético la uva blanca contiene una mayor concentración de azúcares y por lo tanto más caloría que las rojas, aunque esta proporción es irrisoria ya que mientras la roja proporciona 63 calorías cada 100g la blanca solo 67. Ambas poseen gran cantidad de fibra lo que ayuda a mantener un buen tránsito intestinal y un alto número de vitaminas, sobretodo de B6.

La uva blanca contiene una alta concentración de magnesio por lo que es buena para mantener el equilibrio del cuerpo ante la actividad diaria. Las uvas blancas también contienen vitaminas A, C, K y minerales como el potasio y el calcio.

La uva roja posee ácido fólico o vitamina B9, necesaria para la maduración de las proteínas estructurales y hemoglobina que, además de ser necesario en el tratamiento de ciertas anemias, mantiene el útero sano y ayuda a prevenir deformaciones en la placenta. Por lo que se considera ideal para mujeres embarazadas. Fortalece el sistema inmune. Se le reconocen propiedades que reducen el riesgo de contraer cáncer de mama y colon, disminuyendo los tumores cancerígenos y ayudando a sobrellevar los efectos de la quimioterapia. Sus semillas ayudan a cuidar los riñones e intestinos.